Cruz Azul vence a Tigres y es campeón de la Leagues Cup

19 septiembre, 2019

Foto: MexsportCompartir Foto: Mexsport

Más que máquina tragamonedas, es una Máquina con título, la ruleta es de cemento y el título de la Leagues Cup es de Cruz Azul; el conjunto capitalino se llevó el certamen tras ganar la Final a Tigres en Las Vegas.

Sin pecado en la ciudad propicia para ello, sin miedo, los dirigidos por Robert Dante Siboldi se sacudieron un peso de encima que carcomía a la institución.

Cruz Azul terminó por jugar el partido como una Final; la desesperación, angustia, impotencia de las últimas semanas, aderezadas por su lastroso pasado en estas instancias despertaron el lado más agresivo de una plantilla que supo qué hacer: los jugadores en campo arrasaban a los felinos mientras que en la banca los puños se apretaban y los dientes se acababan; los aficionados en las gradas del Sam Boyd Stadium derrumbaban el mito de la sangre fría del uniforme celeste.

Jonathan Rodríguez puso a prueba a Nahuel Guzmán dentro y fuera del área, Yotún doblaba piernas universitarias y Milton Caraglio moría en la incertidumbre, aunque no solo, ya que se llevaba consigo a la defensa de Tigres, aunque la anotación no caía y la historia de siempre empezaba a plasmarse en las pupilas cementeras.

Los dirigidos por Ricardo Ferretti poco a poco lograron diezmar el dominio de Cruz Azul con base en talento y ayudados por interrupciones como una gresca en la primera mitad o el cansancio mostrado por los jugadores capitalinos. El complemento fue territorio fértil para unos Tigres que, con el partido roto, se sintieron más cómodos en Las Vegas.

Pero a los 71’ llegó la ruptura que el encuentro esperaba con el penal que Yoshimar Yotún cobró de manera espectacular para abrir el marcador, mismo que se movería instantes después, ahora con un “Cabecita” que se sacudía las fallas pasadas para quitarse de encima a Nahuel y rematar ante una solitaria meta para poner el segundo de Cruz Azul ante unos Tigres que perdían por lesión a Diego Reyes. Los universitarios estaban muertos… o no tanto.

Segundos antes del tiempo oficial, un centro por derecha encontró la cabeza de Guido Pizarro para poner el esférico en las redes. Nadie lo quería decir, ni en Las Vegas ni en México ni en cualquier parte del mundo, pero la “Cruzazuleada” estaba puesta. Así lo entendieron los Tigres quienes se lanzaron de una forma tan agresiva como si de cobrar fichas en un casino se tratase, Nahuel fue protagonista al subir a rematar y agredir a Edgar Méndez para su posterior expulsión. Guido Pizarro portó los guantes en los últimos segundos que fueron frenéticos pero insuficientes.

Sí, Cruz Azul soportó a los de Ferretti, a sus propios fantasmas y a las lupas juiciosas para llevarse la Leagues Cup. La revancha de Robert Dante Siboldi llegó diez años después de dirigir dos partidos con los cementeros y perder una Final. Hoy, en la misma cantidad de encuentros, ya ganó otra. La vida sonríe más que una jota y un as en el blackjack, hay futuro para una Máquina como para apostarle en la Liga MX. Lo que pasó en Las Vegas fue un título que va para las sedientas vitrinas de La Noria.

Con información de TUDN