Afecta helada a 2 mil 500 hectáreas de cultivo

17 abril, 2019

Compartir

Cerca de 2 mil 500 hectáreas de cultivo fueron dañadas por una helada que podría derivar en pérdida total en los municipios de Villa Hidalgo, Noria de Ángeles y Ojocaliente, lo que afectará a cerca de 750 pequeños productores.

Las bajas temperaturas se presentaron la madrugada del pasado domingo 14 de abril, con un descenso de hasta los 5 grados bajo cero, lo que dañó cultivos de calabacita, chile, jitomate, pepinos y uva.

“Estaríamos hablando que hay en el orden de 2 mil 500hectareas, en lo global. Hoy en día, derivado de las notificaciones que se nos hizo por parte de los productores, personal de la Secretaría del campo se ha dado la tarea de estar haciendo las verificaciones correspondientes para poder valorar el nivel de daño”, lamentó el subsecretario de Agricultura, Jesús Vallejo Díaz.

Uno de los cultivos más afectados fue la uva, la cual, según los primeros informes, podría derivar en que no haya producción en este ciclo o la misma se reduzca significativamente, situación que ahora se valora y, de ser posible, se buscará reducir con la rehabilitación de plantas.

  “Seguramente sí, en lo que hoy podemos observar habrá, en algunos casos particulares, pérdida total para el productor, no podrá tener producción, y otros, probablemente, derivado de la verificación que estamos realizando, pueda darse un mecanismo de rehabilitación de las plantaciones”, dijo.

Adelantó que las pérdidas para los productores serán inevitables, ya que, aunque el gobierno estatal tiene un Seguro Catastrófico Agropecuario, se trata de un pago de 2 mil 500 pesos por hectárea, mientras que la inversión que realizan los productores alcanza los 45 mil pesos; aunado a que se estima que un 30% no podrían acceder a este recurso.  

“Desafortunadamente la cobertura de este seguro es muy limitada, solamente otorga de 2 mil 500 pesos por hectárea para aquellos productores que son menores de 20 hectáreas (…) Prácticamente, sin exagerar, un 65 % 70%, están en esta condición de ser productores de baja superficie”, comentó.

Lo anterior, indicó, pesará más al final de ciclo, debido a que los ingresos para los que logren comercializar parte de su cultivo estarán muy por debajo de los 120 mil pesos estimados por cada hectárea; sin embargo, para algunos, simplemente no habrá ganancias.