A retomar la grandeza olímpica en el fútbol

23 marzo, 2021

Foto: MexsportCompartir Foto: Mexsport

Puebla, México

México ya lo hizo una vez, dejó el listón de la gloria lo más alto posible. De la mano de Luis Fernando Tena en Londres 2012, la Selección Mexicana logró ser campeona venciendo a Brasil. El punto más alto en la historia del fútbol olímpico de nuestro país.

Sin embargo, no todo ha sido miel sobre hojuelas, ya que la historia de los combinados mexicanos de fútbol en los juegos es sumamente irregular y contrastante. Va del negro al blanco y viceversa. De la máxima proeza, podemos pasar al peor ridículo, cuando aquella selección de Hugo Sánchez no pudo llegar a Pekín 2008, pese a contar con un grupo increíble de jugadores. Increíblemente malos, resultarían al final.

La del ‘Potro’ Gutiérrez en Rio de Janeiro 2016, también levantó una expectativa alta, tras calificar a los juegos, con un fútbol que hacía pensar a muchos en el bicampeonato mexicano. Nada más alejado de la realidad. El cuadro nacional perdió con Corea en la primera ronda y quedó fuera. No metió ni las manos en el torneo y simplemente, pasó desapercibido.

Hoy el reto del equipo de Jaime Lozano es demostrar que México tiene nivel para competirle a cualquiera, pero sin fantasías aceleradas, antes de tiempo. En el actual certamen el Tricolor luce fuerte. Lleva siete goles en dos partidos y sólo ha recibido uno. Le metió 4-1 a la Selección de Haití y 3-0 a Costa Rica. El miércoles buscará el primer lugar del grupo ante Estados Unidos.

Este equipo tiene mucho talento, jugadores jóvenes ya con mucha experiencia en Primera División y variantes que lo hacen un buen equipo, pero al final, el camino apenas empieza.

Hoy sólo se juega la calificación, apenas el boleto para emprender el viaje. Lo más difícil está por venir y lo más importante es no levantar una gran expectativa que luego se disuelva, sino dar pasos firmes que generen seguridad en jugadores, cuerpo técnico, directivos y aficionados.

Luis Tamariz