A limpiar la palabra clásico

27 septiembre, 2020

Foto: TUDNCompartir Foto: TUDN

Puebla, México

La jornada 12 del fútbol mexicano, nos trae 2 grandes clásicos. El mal llamado joven, entre América y Cruz Azul y el del norte, el Clásico Regio.

Esta es una gran oportunidad de limpiar la palabra ‘clásico’ y de devolverle su verdadero sentido. La clasificación de ‘un clásico’ es una especie de sello de garantía. De que algo vale la pena. De que debe ser visto, porque es único. Porque significa una experiencia emocional, que no siempre se pude disfrutar.

Desafortunadamente en el fútbol mexicano, los partidos de esta índole pasaron del, es obligatorio ganar, al, es obligatorio no perder. Cambiando la intensidad que provoca el deseo de ganar, por la pasividad que genera el miedo a perder. Pero este fin de semana, es una buena oportunidad de ver un espectáculo divertido e intenso. Porque los cuatro equipos, llegan a estos duelos con mucho que ganar. De entrada, América y Cruz Azul se disputarán el liderato. Para las Águilas vencer a la máquina significa, además de tres puntos, bajarlos de la cima para poner ahí su bandera. Los de Siboldi llegan como el mejor equipo con 25 puntos, pero los del ‘Piojo’ están a dos. Para Cruz Azul, es la oportunidad de marcar su territorio. De demostrar que sí son serios aspirantes al título y que, el que solía ser su ‘coco’, ya no los intimida.

Mientras al norte del país, Rayados y Tigres tratarán de mantener la expectativa de un clásico que, esta temporada, no tendrá su elemento más llamativo, la pasión que se vive en las gradas, con la afición.

El Clásico Regio es lo que es, por que la afición de ambos equipos le pone sabor al juego. Ahora es el turno de demostrar, que el espectáculo de la cancha, puede estar a la altura del de las gradas.

Además, ambos equipos llegan en igualdad de circunstancias. Tigres es el seis y Rayados el siete, aunque la diferencia solo es por goles, pues ambos tienen 17 puntos y presentan el mismo rendimiento. 4 ganados, 5 empatados y solo 2 perdidos.

Este juego puede resultar un parte aguas para ambos clubes. El equipo que gane podrá ponerse, con combinación de resultados, a un partido de las primeras cuatro posiciones. Para cerrar el torneo con posibilidades de evitar la repesca. Mientras el perdedor, podría quedarse en el límite de los ocho mejores y tendría que remar contra corriente, en la recta final de la temporada regular, si no quiere calificar de panzazo, y splo gracias, al ofertón que la Liga BBVA MX autorizó para este Guard1anes 2020.

Luis Tamariz